PRAGA

 

        Ciudad de luz mágica, clasificada por la UNESCO como patrimonio cultural mundial, escenario de películas como "Amadeus" de Milos Forman, o la más reciente, "El Ilusionista" de Neil Burger, atrapa desde el primer momento al visitante. Corazón geográfico de Europa, su hermoso paisaje urbano ha sido esculpido y sustentado por diversos emperadores, artistas y comunidades religiosas. Apartada del mapa turístico internacional bajo el mandato comunista, a partir de 1.989 se ha visto invadida por multitud de visitantes, deseosos de contemplar esta espectacular urbe.

     Praga, esa piedra preciosa engarzada en la corona de la Tierra.., según Goethe;  la ciudad de las cien campanas, sin contar las torres de vigía, torreones y otras atalayas, es una de las mas bellas del mundo, que además puede recorrerse íntegramente a pie para admirar todos los estilos que la han modelado: románico, gótico, renacimiento, barroco, modernismo y cubismo, un conjunto salpicado con caprichos híbridos de diversas épocas, que realzan aún más su encanto. Desde el punto de vista arquitectónico la ciudad es una absoluta obra maestra, su avalancha de tejados maravillosamente desordenados no dan cabida a la uniformidad ni al aburrimiento. En ninguna otra parte se encuentran tantos rincones insólitos.

     Por la noche, la ausencia de publicidad y neones agresivos nos muestran la magia de sus nobles ventanales, jardines secretos y románticas callejuelas. La claridad parsimoniosa de sus viejas farolas hacen sentir los gozos estéticos más intensos. Praga, el sueño de piedra, el paraíso de los paseantes sin rumbo, admirada apasionadamente por tantos ilustres personajes a lo largo de la historia, sabrá añadirnos a su lista infinita de incondicionales para toda la vida.

     Como experiencia personal puedo asegurar que, a poco de abandonarla, la añoro profundamente.

     Espero que disfrute de esta visita . . . .  

D

Portada

Volver al índice de contenidos

Comenzar visita

     E