El Parque Vigeland

Oslo - Noruega  ( II )

 

 

   En 1924 Vigeland pudo instalarse en el nuevo edificio monumental de Frogner, que contenía estudio, talleres para escayolistas y escultores, un abundante número de salas donde pudo exhibir sus obras anteriores, así como una vivienda situada en el tercer piso donde residió hasta su muerte en 1943.

 

   Muy raras veces en la historia del arte habrá ocurrido que un artista haya tenido tan excelentes condiciones para trabajar.  Vigeland pronto se dió a conocer como un personaje extraordinariamente productivo. Con los años llegó a aislarse cada vez más, a fin de poder dedicarse exclusivamente a su trabajo, que ya consistía principalmente en las esculturas del parque Vigeland.

 

   El parque está diseñado de acuerdo con sus planos. Contiene 212 esculturas en bronce, granito y hierro, que representan casi 600 figuras. Vigeland esculpió personalmente todas sus obras en arcilla a escala natural, mientras que el labrado en granito y la fundición en bronce se encomendó a un grupo de artesanos avanzados. Vigeland se encargó asimismo del diseño arquitectónico y la planificación de la superficie del parque de más de 300.000 metros cuadrados.

 

   Vigeland no pudo ver el parque concluido en vida. Hasta 1950 aproximadamente no se había conseguido instalar la mayoría de las esculturas y elementos arquitectónicos. El ayuntamiento de Oslo fue el mayor contribuyente a la realización de las visiones del artista, pero también una serie de personas y empresas contribuyeron con donaciones generosas para que la capital de Noruega tuviera un parque sin precedentes en todo el mundo.

Volver al índice de contenidos

 

 

 

 

 

 

 

 

Iniciar

recorrido:

 

E

B